No tuve grandes inquietudes por el lado de la industria, sino que buscaba una manera de tener libertad para desarrollar un tema interesante y que tuviese un impacto social

Investigador joven de Núcleo Mileno CYCLO conversa sobre la investigación académica

No tuve grandes inquietudes por el lado de la industria, sino que buscaba una manera de tener libertad para desarrollar un tema interesante y que tuviese un impacto social

El Dr. Joaquín Cortés Aranda es profesor asistente del Departamento de Ciencias de la Tierra de la UdeC, y uno de los investigadores jóvenes que trabaja en el Núcleo Milenio CYCLO. En esta entrevista con la Dirección de Postgrado, el académico experto en Geología relata cómo se ha ido desarrollando en su carrera.

Joaquín Cortés Aranda es profesor asistente en el Departamento de Ciencias de la Tierra desde marzo de 2016. El 2006 recibió su título de Geólogo en la Universidad Católica del Norte y el 2007 comenzó un doctorado en Ciencias mención Geología, en la misma casa de estudios; dicho doctorado lo realizó en el marco de un programa de cotutela con la Universidad  l’Université Paul Sabatier de Francia. “Me gradué de doctor el año 2012 y posteriormente he trabajado en 2 postdoctorados; uno de 6 meses en un proyecto FONDAP, llamado CIGIDEN, que se ocupa de los peligros naturales y su gestión, y después realicé un postdoctorado de dos años en Francia en el Instituto de Ciencias de la Tierra llamado ISTerre, financiado por Becas Chile”, relató el investigador sobre su trayectoria, quien finalmente postuló para su actual puesto y fue contratado en la UdeC.

En este momento, el Dr. Cortés dicta los cursos de Geomorfología, Geología de campo 1 y Tópicos Avanzados de Geología; sin embargo, y a la par de estos, sigue con sus proyectos de investigación. “He trabajado siempre con un dominio en Ciencias de la Tierra que se denomina tectónica activa,  en particular relacionado con las fallas de la corteza superior. Actualmente estamos estudiando la zona de falla Liquiñe-Ofqui, que es una estructura importante en el sur de Chile, relacionada con la actividad volcánica, y que fue responsable de la crisis sísmica de Aysén, que implicó la ocurrencia de terremotos de Mw~6 en el año 2007”, señaló el profesor sobre su trabajo junto al Núcleo Milenio CYCLO.

El Núcleo Milenio CYCLO tiene como investigador responsable al Dr. Daniel Melnick, investigador de la Universidad Austral y al Dr. Andrés Tassara, director del Doctorado de Ciencias de la Tierra de la UdeC,  como director alterno, a ellos se suman investigadores y estudiantes de tres universidades regionales del país, cuerpo académico en el que Joaquín Cortés se desempeña como investigador joven.

Sobre su labor en el Núcleo Milenio indicó que su objeto de estudio tiene que ver con el sistema de fallas geológicas ubicadas al sur del país.  “Junto a mi estudiante de doctorado, estamos buscando evidencias geológicas, ríos, depósitos volcánicos o lacustres holocenos, que estén deformados por ramas del Sistema de fallas Liquiñe-Ofqui. Las fallas son discontinuidades en la corteza terrestre a lo largo de las cuales ocurren desplazamientos, y cuando esto ocurre se genera lo que conocemos como terremotos. Lo que estamos haciendo es tratar de detectar evidencias de este tipo de eventos que hayan ocurrido en  el pasado geológico, principalmente los últimos 20.000 años”, indicó el Dr. Cortés quien además agregó que a partir de ese tipo de evidencia, el grupo de investigación pretende lograr entender cómo ha sido el comportamiento sísmico de esta estructura, para averiguar si esta falla es capaz de generar terremotos de magnitud superior a 6 o 7 grados Richter de manera reiterada en el Holoceno.. El investigador comenta que con este estudio no se busca predecir, pero si tener una idea de su comportamiento para saber ante qué deberíamos estar preparados.

Sobre los intereses que lo llevaron a dedicarse a la investigación académica aseveró que de a poco fue buscando su camino en la investigación, “No tuve grandes inquietudes por el lado de la industria, sino que buscaba una manera de tener libertad para desarrollar un tema interesante y que tuviese un impacto social”.

Si bien el investigador se dedica de lleno a trabajar en el área académica, no desestima el sector productivo y destaca la mayor inserción de Capital Humano Avanzado en empresas y centros científico-tecnológicos nacionales: “Si  bien mi camino no ha sido el sector industrial, por ahora al menos, creo que este sector si ofrece oportunidades de inserción para profesionales con grado de Doctor. Yo creo que se pueden formar profesionales especializados y altamente calificados para trabajar en el sector productivo, tal como ocurre en otros países, y pienso que en Chile éste deberá ser un paso en el mediano plazo”.

Acerca el actual puesto en el que se desempeña, comenta que el esfuerzo realizado a lo largo de su carrera lo ha llevado a tener una cierta tranquilidad a través de este puesto en la UdeC; sin embargo, su trabajo e investigación no termina aquí. “A mí me gusta la vida de docente investigador, trabajé harto para llegar acá y en el transcurso, cuando uno está haciendo el doctorado y el postdoctorado, hay muchos aspectos que son inestables; el estar acá en la UdeC representa para mí una enorme oportunidad de continuar haciendo lo que me gusta, sin la preocupación que representan los trabajos con un plazo fijo. Estoy conforme con el puesto que tengo actualmente, quiero seguir con las clases que estoy dictando y espero ganar proyectos para seguir desarrollando investigación y contribuir a formar estudiantes memoristas y estudiantes de doctorado; esa es la forma de cómo me veo de aquí a mediano plazo”, mencionó entusiasmado el investigador.

A los alumnos de pregrado o magíster que quieran seguir estudiando pero están indecisos, les aconseja que mientras esté la posibilidad de continuar con los estudios, los sigan: “Veo la posibilidad de estudiar como un gusto para satisfacer la curiosidad innata del ser humano. Siempre que esté la posibilidad de darse este tipo de gustos, pienso que hay que hacerlo. No hay que pensar que la vida es recta y que todas nuestras decisiones son definitivas, pero mientras estén las posibilidades, yo los invitaría a continuar estudios, ya sea un magister o de doctorado”.

Para cerrar esta entrevista, el investigador reafirmó su gusto por la investigación e invitó nuevamente a los interesados a seguir este camino sin miedo. “Como testimonio personal, creo que la carrera de hacer investigación, ya sea aplicada o en la industria, es un camino interesante, ya que puedes profundizar conocimientos de un cierto dominio y descubrir cómo ésta se enlaza con otros campos que, a priori, pueden ser muy distintos. Por supuesto, la carrera de investigación puede conllevar otros aspectos extremadamente valiosos como viajar, aprender idiomas y conocer culturas y formas de trabajar diferentes. Para aquellos que están pensando en dedicarse a estudiar un postgrado, les diría que es una oportunidad a la que es necesario darle cabida”, finalizó el Doctor.