spanish version

Seminario web de Postgrado: análisis de la actualidad y los desafíos que se proyectan.

Dar a conocer las principales cifras, así como las impresiones de los distintos actores que interactúan con la Dirección de Postgrado, fue el objetivo principal del Seminario Web “Postgrado UdeC: Situación Actual y Nuevos Desafíos”, presidido por el Rector Dr. Carlos Saavedra y la Dra. Sandra Saldivia, directora de la Dirección de Postgrado.

En su saludo, el Rector de la Casa de Estudios destacó esta instancia de reflexión sobre el quehacer de Postgrados: “Este seminario nos permite identificar aquellos aspectos que constituyen fortalezas, determinar qué oportunidades ofrece el medio externo; detectar aquellos elementos que debilitan la gestión y atacar aquellos que deben ser solucionados de inmediato”. También se refirió a la situación de la investigación en Chile, indicando que las cifras no son alentadoras: “Los estudios apuntan a que 1 de cada 1000 trabajadores se dedica a actividades de I+D, aun cuando el promedio de los países de la OCDE es de 8,6. Además, los presupuestos estatales para la investigación se han recortado sistemáticamente desde hace ya algunos años, no solo para la ejecución de proyectos en ciencia y tecnología, sino que también ha disminuido la cantidad de dinero invertido en formación de personas que se dediquen a la investigación”.

Destacó además la importancia de la interdisciplina y la colaboración, así como avanzar en la virtualización del Postgrado. “La pandemia nos ha demostrado lo vital que resulta ser la investigación, sobre todo cuando es colaborativa, para enfrentar los desafíos que la incertidumbre nos depara. Es más, pienso que se convirtió en una oportunidad para avanzar en la formación de postgrados que combinen componentes a distancia y presenciales”, indicó el Rector, quien apuntó al desafío que la UdeC tiene en materia de internacionalización, externacionalización y vinculación con el medio local y nacional.

En tanto, la Dra. Sandra Saldivia, destacó el número de programas que hoy oferta la UdeC: 28 Programas de Doctorado, 72 Programas de Magister y 44 Especialidades de la Salud, subrayando la acreditación del 100% de los programas de Doctorado y el avance en la acreditación de los Programas de Magister académicos. También se refirió al desafío que implica aumentar el número de postulantes a los programas y destacó que, pese a la pandemia, el ingreso a programas de Doctorado mantuvo un leve aumento. La gran brecha se produjo en Magister Profesionales, donde los ingresos disminuyeron en torno al 40%.

Un tema crítico, dijo, son los tiempos de permanencia en los programas. “Nuestros tiempos de permanencia están sobre lo esperado en programas de Doctorado que son 4 años y 2 años en Magister. Nuestras cifras indican un promedio de 5,4 años en Doctorado. Se gradúan antes los hombres que las mujeres y los estudiantes extranjeros antes que los nacionales. En magister profesionales tenemos menor tiempo de permanencia y el problema se presenta también en los magister académicos”, explicó. Respecto a la deserción de estudiantes, ésta se encuentra en torno al 10%, cifra que ha ido disminuyendo paulatinamente, en la medida que los procesos de rediseño han generado instancias que permiten monitorear y dar seguimiento a los y las estudiantes en sus procesos de tesis.

Un tema relevante, acotó, fue el análisis que se realizó en los últimos dos años sobre la productividad de los y las estudiantes de Doctorado. “El año 2018, los graduados de programas de doctorado publicaron 302 artículos Web of Science (Wos) y lo que aumentó a 430 el 2019; el aumento en la productividad tiene que ver con el aumento en el número de graduados. De este total de artículos WoS, cerca del 46% lo realizan en revistas posicionadas en el primer cuarti, y entre el 22% y 30% en revistas de quartil 2”, indicó la Dra. Saldivia.

Luego, la Dra. Claudia Mardones y el Dr. Gamal Cerda abordaron las fortalezas, debilidades y proyecciones de Postgrado. Para la Dra. Mardones un hito relevante en el desarrollo de los programas de postgrado se concretó a partir del 2014, con el acompañamiento de la Dirección de Desarrollo Estratégico y la Dirección de Postgrado a los procesos de acreditación de programas. También destacó el programa de apoyo a la instalación de los estudiantes extranjeros.

Dentro de los aspectos a fortalecer, señaló la importancia de contar con un programa que permita materializar los convenios que se establecen con otras instituciones y mejorar la difusión de los programas a nivel internacional, abordado a través de una política institucional.

En términos de desafíos, la Dra. Mardones apuntó a disminuir los tiempos de permanencia, enfocando el logro a una mayor y mejor selección de estudiantes que ingresan y en lograr un vínculo entre el postgrado y la actividad industrial, de modo de ser un aporte al desarrollo del país.

Para el Dr. Gamal Cerda, quien es miembro del Consejo Técnico de la Dirección de Postgrado, una de las fortalezas del postgrado UDEC es contar con una política de desarrollo y consolidación a nivel institucional, orientada a la calidad y a la internacionalización, “Esto ha permitido lograr la acreditación del cien por ciento de los programas de Doctorado y se ha avanzado en los programas de magister académicos y profesionales”, subrayó.

Dentro de los desafíos, manifestó que debe instalarse una política institucional que fomente la productividad Científica. “Debemos tener una política de incentivo que fortalezca la productividad de los académicos. Si se generara un cambio y se aplica al interior de Facultades con bajo nivel de productividad, se generaría un cambio y se podría obtener mayores recursos externos y, además, apoyar la acreditación de programas”, señaló.

Por su parte, Jean Cortés, estudiante del programa de Doctorado en Ciencias Físicas, señalo cómo dos procesos relevantes ocurridos en el último tiempo habían influido en el quehacer de los estudiantes de postgrado: el estallido social y la pandemia. “Antes estas dos situaciones, nos dimos cuenta que era necesario formar una coordinación con los estudiantes de programas de Magister y Doctorado de la Universidad, para evaluar algunos puntos de mejora”, indicó. Relato que se han organizado en tres comisiones: Catástrofe, Comunicaciones y Estatutos, que son los canales de acción y comunicación con sus pares y con las autoridades institucionales, incluyendo postgrado, frente a quienes exponen sus necesidades y propuestas de mejora.

Entre los aspectos a destacar señaló la calidad y compromiso de los académicos “El cuerpo académico está comprometido con el desarrollo del postgrado, tanto en la docencia como en involucrar a los estudiantes en proyectos de investigación adjudicados y que nos permite adquirir experiencia para desarrollar investigación autónoma”, señaló.

Entre las oportunidades de mejora menciono los déficit en los procesos de comunicación que involucran a directores, estudiantes y la Dirección de Postgrado; también una ampliación de las becas de manutención, que se asignan actualmente por solo 10 meses, y poder contar con un documento de manejo de crisis que permita conocer los procedimientos establecidos para dar continuidad a las actividades. Además, planteó la necesidad de apoyo psicológico y social. Entre los desafíos, señaló la necesidad de mantener una comunicación permanente y activa; estudiar mecanismos para potenciar las becas; mayor acompañamiento para estudiantes extranjeros y fomentar el trabajo interdisciplinario entre los programas.

La actividad finalizó con un espacio para preguntas y respuestas.